viernes, febrero 17, 2017

Flick'em Up: desenfunda, vaquero

Hoy toca hablar de otro juego que ha entrado en casa estas navidades y que se ha convertido en una de las estrellas lúdicas de la casa, porque es el preferido de mi hijo Álvaro (9 años) y hace las delicias de quien lo prueba, porque es un juego muy atractivo visual y temáticamente, muy sencillo de aprender (se puede empezar a jugar prácticamente de inmediato) y con un componente de pique elevado. Además, es de esos juegos que, se gane o se pierda, se disfruta igualmente, por el buen rato que se ha echado.

Se trata de Flick'em Up: Tierra de forajidos, editado en España por Ludonova. Un juego de tipo flick (capirotazo), osea, lo que siempre se ha llamado aquí "juego de las chapas", con lo que ya os podéis imaginar la mecánica. Tiene ambientación western, y se trata de disparar a los muñecos del rival o rivales (permite de 2 a 10 jugadores) golpeando con el dedo un disco que hace las veces de bala. Si tiras al muñeco, le infringes un punto de daño. Además de disparar, también puedes mover tus muñecos, reemplazándolos momentaneamente por otro disco, que se desplaza por el mismo sistema de golpearlo con el dedo.

Y hasta aquí la complicadísima mecánica del juego. Pero que no os engañe esta simplicidad, el juego es una delicia de jugar. Primero, por lo acertadísimo de los componentes, desde los muñecos (con un disco de cartón que hace las veces de sombrero y que sirve para identificar los personajes y llevar el control de los turnos) hasta el escenario, que recrea un poblado del oeste y que se puede configurar de múltiples formas. Y segundo, porque los autores se han preocupado en diseñar mecánicas extra (como la posibilidad de entrar en los edificios, los duelos, llevar varias armas o dinamita, etc) y además, una serie de partidas predefinidas (cada una con su correspondiente historia de trasfondo), con distintas configuraciones de escenario y objetivos a cumplir, y la posibilidad de crear nuestras propias partidas.


En definitiva, un juego muy atractivo, asequible, divertido, y con una rejugabilidad muy elevada. Además, se avecinan expansiones, y hasta un cross over con Dead of Winter, para los amantes de la temática zombie.