jueves, septiembre 29, 2016

Bienvenidos a la Mazmorra: no seas gallina


Hoy voy a hablaros del último juego de mesa que ha entrado en casa, un pequeño juego editado por Devir, no por sencillo menos divertido.

Estás en la puerta de una Mazmorra junto con otros aventureros. No pinta nada bien, porque no sabes qué te puedes encontrar dentro, aunque tienes bastante equipo, incluyendo objetos mágicos y armas que te pueden asegurar la victoria contra según qué criatura. Estás discutiendo con el resto de personajes sobre quién debería entrar en ese oscuro lugar, pero en cada ronda de la discursión puedes hacer que dentro se materialice alguna nueva criatura o hacer que desaparezca una pieza del equipo, con lo cual, cuanto más se alargue la discursión, peor se pondrá el asunto (más enemigos a vencer y menos armas para hacerlo), pero nadie entrará allí hasta que no le quede más remedio, es decir, cuando sea el único que no haya salido por patas del lugar. Porque, admitámoslo, valiente, valiente, lo que se dice valiente, no es nadie por aquí.


Esta premisa, un tanto rocambolesca pero muy divertida, es la base de «Bienvenidos a la Mazmorra», un pequeño y sencillo juego para entre 2 y 4 jugadores que se prepara en un momento, se juega en un suspiro y te deja con ganas de repetir, por el pique asegurado con el resto de jugadores, porque uno pierde o bien por ser demasiado cobarde y retirarse demasiado pronto, dejando las cosas fáciles a los demás o bien por arriesgar demasiado intentando poner las cosas demasiado difíciles y al final quedarte solo en la oscuridad de la Mazmorra, con un montón de monstruos y un equipo exiguo.

Los componentes son sencillos pero tienen una calidad correcta: unas cartas para los monstruos, otras para marcar los fracasos, que además sirven de "chuleta" de criaturas y formas de vencerlas, y otras cartas más para marcar las victorias (estas son un poco excesivas en cuanto a cantidad y porque este apartado se podría haber resuelto con unos tokens). También tenemos unas fichas de cartón (con un buen grosor y un acabado satinado bastante agradable) para los personajes y el equipo.
Pocos componentes pero de buena calidad

Como es habitual en Devir, el manual de juego se puede descargar libremente de su web, con lo que podéis haceros una idea muy concreta tanto de las reglas como del aspecto gráfico, que es bastante acertado.

Eso sí, ojo, que ya he comentado que es un juego pequeño (el precio también lo es), ya que requiere muy pocos componentes. Lo cual también lo hace muy manejero para llevarlo a cualquier sitio y amenizar cualquier velada.

1 comentario:

Madre desesperada dijo...

Nosotros también lo tenemos y nos ha encantado. Me parece que tiene unas reglas muy originales :D