martes, septiembre 13, 2016

Jugando a Magissa con los peques

La poni Rainbow enfrentándose a los Apechusques.
Este fin de semana he tenido oportunidad de echar un rato de roleo con los enanos, y esta vez quería probar algo nuevo, así que he cogido una aventurilla para Hero Kids que en su día compartió el Blog de una madre desesperada, y que me pareció sencilla y simpática.
Como Magissa tiene un modo de juego simplificado que es compatible con Hero Kids, ya me era familiar de mi primera experiencia de rol con el niño, hace unos años, y además el mayor hacía unos días que había jugado con su Guía de inicio, que tiene formato de librojuego (muy buena idea, por cierto) y ya tenía el personaje pregenerado (Leire), ahí que me lancé al lío.
A partir de la descripción de la partida que ofrecía Dácil (la madre desesperada), creé los PNJ (los "malos") usando el bestiario de Magissa, los hice en papel junto con los personajes de los jugadores y elaboré unos planos, para que todo fuera más visual y atractivo. El mayor ya tenía su personaje, la guerrera Leire, y para la pequeña aproveché la genial idea de Magissa de incluir entre sus razas la de Unicornio Poni con poderes mágicos, que le vino al pelo.
La partida transcurrió muy bien, con un par de anécdotas divertidas protagonizadas por la pequeña, que tiene la virtud de desconcertarme, como máster novato que soy. Por ejemplo, en mitad de una pelea con un goblin, decidió que iba a contarle cuáles eran sus poderes mágicos. Como digo, soy un máster novato y bastante torpón, así que me costó un poco reaccionar, pero decidí que era buena idea, hizo una tirada de Encanto contra el exiguo dado de Mente del goblin, y consiguió distraerle con su charla, circunstancia que aprovechó la guerrera Leire para asestarle el golpe definitivo al infeliz, que encima tuvo un dado menos de defensa por encontrarse absorto con el relato de la poni Rainbow.
En definitiva, un buen rato de juego en medio de un anodino domingo por la tarde (víspera de vuelta al cole, para más inri), que nos sirvió para echarnos unas risas y sembrar la semilla de futuras aventuras en el mundo de Dyss.

2 comentarios:

Madre desesperada dijo...

Uau!!! Cómo te lo curras. Me has dejado impresionada. Lo de la pony Rainbow como personaje me parece un puntazo. Y no creas que eres un máster torpe, es que los niños son increíbles y tienen una lógica excepcional. Me encanta verlos jugar al rol porque siempre te sorprenden con salidas lógicas que tú nunca hubieras pensado. Me alegro que te sirviera nuestra partida de Hero Kids de Inspiración. Gracias por citarme :D

David Caparrós dijo...

Es genial como estos juegos, aparte de como reto personal y como forma de tener entretenidos a los niños con algo creativo, sirve para conocerse mejor entre nosotros. La pequeña, que en el día a día es más bien rebelde y temperamental, cuando está jugando le sale ese carácter que siempre se ha atribuido (no sé si acertadamente o no) al género femenino, que consiste en intentar solucionar los conflictos con la palabra antes que con la fuerza bruta. No sólo con lo de la charla insustancial en medio del combate con el goblin, es que después de liberar al mago, decidió que su personaje le daba un discurso sobre lo mal que había estado eso de hacer que los objetos cobraran vida, y que no lo hiciera más porque alguien podría salir herido. Me encantó :D