jueves, octubre 27, 2005

[CINE] Serenity: la luciérnaga vuelve a volar.

Hace tres años ya que Joss Whedon, el creador de las series de éxito Buffy Cazavampiros y Angel, nominado a un Oscar por el guión de Toy Story y actualmente encargado del guión de la serie de cómics Astonishing X-Men, entre otras cosas, embarcó a una peculiar tripulación en una fascinante serie de aventuras a bordo de la nave Serenity, en la prematuramente extinta serie de TV Firefly. Fueron 14 episodios divertidos y emocionantes donde sin duda destacaba el mimo con el que eran tratados los distintos personajes, dotándolos de una vida, un corazón, un alma que no es habitual encontrar en las series televisivas, y que era precisamente lo que conseguía enganchar al espectador en sus aventuras y desventuras a través del peculiar universo que nos proponía Whedon.
Un universo dominado por una estética cruzada entre lo futurístico y el western con algunos toques orientales, donde se nos cuenta la historia de una postguerra planetaria, reflejo inequívoco de la Guerra Civil norteamericana, en la cual el bando ganador, la Alianza, mantiene una precaria paz mientras que Mal Reynolds y Zoe, dos antiguos combatientes de los "Rebeldes" sobreviven a través del contrabando, el robo y otros encargos más o menos honrados a bordo de un viejo carguero de la clase Firefly al que bautizan como Serenity, el nombre del valle donde se libró la última batalla de la guerra. La tripulación la completan el piloto Wash (marido de Zoe), la encantadora mecánico Kaylee y el mercenario sin escrúpulos y no demasiado cerebro, Jayne. A ellos se les une además una dama de compañía bella y sofisticada (Inara), un predicador (Book) y dos hermanos: el médico Simon y la misteriosa River.
Es precisamente en el personaje de la pequeña River y en la resolución del enigma de qué es lo que ha hecho la Alianza con su cerebro en lo que se basa la línea argumental principal de Serenity, el paso de Firefly a la gran pantalla y continuación de la historia tan abruptamente interrumpida por la cancelación de la serie. Tras un arranque de película muy bien construido en el que en pocos minutos se nos resume el argumento y se nos presentan el universo y los personajes de forma breve pero muy correcta, la película avanza con ritmo decidido en la historia a través de secuencias de acción muy bien rodadas, sentido del humor y drama a partes iguales. Cuanto menos, para los desconocedores de la serie, una muy entretenida pelicula de ciencia-ficción bien ejecutada llena de personajes carismáticos. Para los que sí hemos visto la serie tal vez el resultado sea más completo aún, ya que la película es una más que digna continuación de la misma, un reencuentro con los personajes y sus andanzas. Para todos, una oportunidad de disfrutar de ciencia-ficción de la buena, con sabor añejo y un toque fresco y divertido. Una oportunidad que no se puede dejar pasar.

1 comentario:

Juan M. Beltrán dijo...

Yo no he visto nada de la serie y de hecho no tenía ni idea de que iba la peli (salvo por lo que contó Namuras en el foro de la Duna), y me lo pasé muy bien viendo esta peli. Tampoco es que me tocase la fibra sensible, pero era muy original y fresca en la personalidad y muchos diálogos de los personajes.

Y por cierto que tienes razón David, la nave está chulísima.