lunes, marzo 03, 2008

Esta noche, cita televisiva con un delincuente y un psicópata

Después de permitirme el chiste fácil, vamos a lo que vamos en serio. ¿O es que os creíais que en este blog se hablaba de política? Pues no. Aquí se habla de cosas importantes de verdad, como las series de televisión.
Esta noche en la cadena FOX se emite una sesión doble de buen "cine". Porque últimamente el mejor cine no se ve en el formato tradicional de largometraje o cortometraje. No señores, las mejores historias, los mejores guiones, los mejores personajes están en las series.

De primero, un plato de Prison Break T3. Después de escapar de la cárcel americana y protagonizar una espectacular huida por todo el país, nos volvemos a encontrar a Scofield entre rejas, pero en esta ocasión en una infernal prisión panameña sin guardas donde los presos imponen su sangrienta ley. ¿Pensáis que eso va a amedrentar a nuestro héroe tatuado? ¿Pero es que habéis visto las anteriores temporadas? De hecho, yo propongo actualizar el viejo chiste para aquellos que ya hayan olvidado quién era McGyver:
Después de hacer el amor con su chico, una ingenua muchacha le pregunta:
- Cariño, ¿cómo vamos a llamar al niño que acabamos de hacer?
El amante se levanta, se quita el preservativo, le hace un nudo, lo tira al inodoro, tira de la cadena y le responde:
- Si sale de ésta, Scofield.

Pero después nos encontraremos con el plato fuerte de la noche: la segunda temporada de la que para mí es serie revelación del año: DEXTER.
¿Quién es Dexter? Pues uno de los personajes más complejos que se han visto en una serie de televisión. Dexter es un asesino. Un asesino en serie, para ser más precisos. Y para serlo más aún, Dexter es un policía forense que canaliza sus ansias de matar buscando asesinos impunes y dándoles finiquito. Y no por impartir justicia ni por vengar a sus víctimas, que a Dexter eso le importa más bien poco. Es que el muchacho se divierte así. Pero es que además la serie no se para ahí, y los personajes secundarios y tramas que van apareciendo son sobresalientes, y después de una primera temporada con tensión creciente que acabó con un tremendo episodio final, esta segunda me tiene definitivamente enganchado.

Así que si me mañana alguien me pregunta "¿quién ganó anoche?", pues mirad, tendré que responder que definitivamente ganó el buen cine en formato televisivo seriado. Y seguro que me dormiré menos crispado

6 comentarios:

Guillermo Mirón dijo...

Pues yo seré de los que vean el debate esta noche... pero luego redondeará con una sesión de Dexter y Californication para no dormir tan crispado ;)

Por cierto, creo que comentamos alggo aqúi de a cuarta temporada de LOST. No han decepcionado, menuda cuarta temporada...

AleS dijo...

pues yo lo tengo claro incluso antes de verlo... el DEBATE lo ganó ¡¡¡¡¡DEXTER!!!!

Ozimandias dijo...

Dexter es DIOS, aunque sólo he visto los dos primeros capítulos. Si el nivel no baja (y ya son varios los que me aseguran que no) se va a convertir en una de mis favoritas.

Prison Break, por el contrario, dejé de verla en la primera temporada. Repetitiva. Una miniserie de doce capítulos sin continuación alguna habría sido el formato perfecto.

Feagurth dijo...

Madre mía...

Voy a tener que bajarme Dexter sin falta... :)

Juan Carmona dijo...

JAjaj..Muy buena entrada, macho. Te sales...

Barney dijo...

Muy bueno el chiste :) Dexter es una serie muy original aunque ya sabes que yo soy muy sensible y en cuanto veo sangre me acojono ;)