martes, marzo 06, 2007

Epitafio

"Aquí yaceré algún día,
pero no tengo prisa"

Con esta frase terminaba "Epitafios" (1982), una de las muestras del genio de José Luis Coll, en la que inventaba frases lapidarias para distintos personajes. Lo hacía escribiendo su propio epitafio, inspirado por otro grande del humor surrealista, Groucho Marx y su célebre "Perdone, señora, que no me levante".
Ignoro qué frase adornará la tumba de Coll, que esta mañana ha vuelto a reunirse con Tip, con el que formó uno de los mejores dúos humorísticos de este país, pero como quiera que sea, y donde quiera que esté, brindo por él, utilizando palabras de otros genios con un sentido del humor similar: los Monty Phyton:

"Life's a laugh and death's a joke, it's true. You'll see it's all a show; keep'em laughing as you go. Just remember that the last laugh is on you"
("La vida es una risa y la muerte un chiste, es verdad. Verás que todo es un espectáculo; déjalos riendo mientras te vas. Sólo recuerda que tú tienes la última carcajada")

-Allways look on the
bright side of life-
(Eric Idle)

3 comentarios:

Feagurth dijo...

Pues si, la verdad es que es una pena...

Hay que agradecer los grandes momentos que nos ha hecho pasar... :)

Juan M. Beltrán dijo...

Se hecha de menos a gente que demuestra que incluso la muerte hay que tomarsela con sentido del humor.

Barney dijo...

El humor de Tip y Coll es de las primeras cosas que recuerdo de mi infancia setentera, tan llena de buenos recuerdos. Hacer reir a la gente es la mejor profesión que existe, más en este mundo tan demencial en el que nos movemos del espanto a la ternura tan brusca y rapidamente.