sábado, agosto 13, 2005

U2 : crónica del concierto de Madrid

Antes de comenzar con el concierto propiamente dicho, no quiero dejar pasar aunque sea un breve comentario sobre los teloneros, esos grandes olvidados en las crónicas de los macroconciertos, pero que esta ocasión, merecen mención especial.
Si bien Kaiser Chiefs dieron la nota de arranque de la tarde con su punk-rock contundente y divertido, las verdaderas estrellas fueron Franz Ferdinand (en la foto, un momento de su actuación) que levantaron los ánimos del respetable, que terminó saltando y aplaudiendo a esta banda de rock fresco, con un sonido que en ocasiones recordaba a los Talking Heads. Así la espera da gusto.
Pero vamos a lo que vamos. Después de haber hecho cerca de una hora de intensa cola, tuvimos la suerte de entrar dentro de los primeros miles de espectadores que tuvieron la suerte de poder acceder al recinto cerrado que envolvía al escenario y las dos pasarelas que surgían de él. Gracias a eso, a pesar de la cortita calidad de mi cámara, que por no tener no tiene ni zoom, pude sacar algunas fotos potables.
El concierto empezó de forma muy poco habitual. Los componentes de U2 salieron al escenario con las luces del campo aún encendidas, y así comenzaron a entonar el primer tema, Vertigo. Tras la coreada cuenta "1, 2, 3... 14" las luces se apagaron, el escenario se iluminó y comenzó el espectáculo. Con algunos problemas de sonido durante I will follow que terminaron con la pérdida de la paciencia de Bono a mitad de The electric Co. (considerable rebote, tirando el micrófono en plan pataleta total) el concierto fué cojiendo fuerza, alternando temas más nuevos con los indiscutibles clásicos (New year's day, Pride in the name of love, Sunday bloody sunday, Bullet the blue sky...).
Hubo momentos especialmente emotivos. Entre ellos, la dedicatoria de Miracle drug (que sonó estupendamente) a todos los médicos, enfermeras y personal sanitario que cuidan de nosotros, en especial de los niños, y más especialmente al Hospital Infantil "Niño Jesús", de Madrid. También el tema dedicado al padre de Bono, Sometimes you can't make it on your own, la proyección en pantalla de la declaración de los derechos humanos, el recuerdo a las víctimas de los atentados terroristas de todo el mundo y muy especialmente a los de Madrid.
Uno de los puntos álgidos fué la interpretación de Miss Sarajevo, donde Bono se lució, cantando la parte de la canción que correspondía a Pavarotti en la original de forma magistral. Antes de los bises, llegó One, una de las canciones más bonitas del grupo, que además fué adornada con un campo totalmente a oscuras, salpicado con las luces de móviles y mecheros, formando lo que Bono llamó un "árbol de navidad".
Tras una breve pausa, el concierto se renaudó con fuerza, con los acordes de Zoo Station y The Fly seguida de With or without you, que Bono cantó abrazado a una chica que sacó de entre el público. Otra breve pausa (menos mal que son conscientes de que todo el mundo sabe que lo de los bises es mera formalidad, hoy en día que todo el mundo va al concierto sabiendo la lista de canciones de forma muy aproximada) y llegó el final, con All because of you, Yahweh (que sonó muy bien) y para terminar, una revisitación del single Vertigo.
En resúmen, una experiencia que hay que vivir, un auténtico espectáculo a pesar de algunos fallos (seré sincero, el concierto del 93 sonó mucho mejor y fué más espectacular). A U2 se les nota sobrados, ya no necesitan grandes montajes apabullantes, y el concierto tuvo todo el tiempo un aire de sencillez y de cercanía muy de agradecer. Los U2 querían darse un baño de multitudes y así lo tuvieron. Los fans perdonan la calidad del sonido si se les da lo que quieren: buen rock, una banda entregada y un buen rato de diversión. Que sea por muchos años.
Termino con una selección de fotillos. Que las disfruteis.





6 comentarios:

Juan M. Beltrán dijo...

Menuda crónica,
muy completa y muy bien contadito todo.
Yo no soy muy amante de este tipo de conciertos en general ni de este grupo en particular, pero veo que esta gente son unos auténticos veteranos montando espectáculos y dan a su público lo que quiere. Eso está bien. Me alegro mucho de que lo pasases bien y ... de que sigas vivo para contarlo :P
Vaya agosto movidito que te espera a ti :)
Por cierto que las fotos están muy bien para lo mal que has puesto a tu cámara. Aunque supongo que algunas las habrás pillado por ahí ¿no?

Pury dijo...

Muy buena la crónica, te has saltado el comentario de mi tema favorito "ONE" para mi fue también uno de los momentazos de la noche junto con Mis Sarajevo.
Se me hicieron cortísimas las 2h y cuarto del concierto de U2, no así las casi 8 horas que hicimos de cola para entrar y poder disfrutar del concierto en un sitio decente para una persona, como yo, que no llega al metro sesenta.... Te podrás imaginar que el que tu llegaras tan solo una hora antes y lograras meterte en la zona para privilegiados no me haga demasiada gracia después del día completo de calor que tuve que pasar yo... Nosotros pillamos un sitio, no tan bueno como el tuyo, pero no estaba nada mal.Muy cerca del recinto cerrado donde te encontrabas.
Sobre este tema solo quiero reseñar la PÉSIMA organización que hubo fuera, no es justo que después de tantas horas de espera, apuntarnos en una lista, que se supone se iba a "medio respetar" a la hora de entrar, etc, pasara lo que pasó, mogollón de gente colandose y sin ningún tipo de respeto para los que sufrimos interminables horas de sol. Según he podido saber esto sólo ha pasado en Madrid, en los conciertos que han dado en Barcelona y San Sebastian, la organización fuera del concierto ha sido impecable.
Después de la que he soltado, te diré que cuando sonó la primera nota, se me olvidó por completo todo el día de espera. Son increíbles y no me decepcionaron en absoluto. Los teloneros, muy buenos, a Franz Ferdinand ya los conocía y me gustaban, pero me terminaron de ganar en directo. No puedo decir lo mismo de los Kaiser, que me resultaron demasiado ruidosos y muy estereotipados.
Me ha gustado mucho tu crónica, mucho más completa y acertada que muchos periódicos.
Gracias por las fotos, las mías dudo mucho que salgan tan bien. Cuando las saque, si hay alguna que merezca la pena, te las enviaré.
Besos

David Caparrós -namuras- dijo...

Gracias a los dos por los comentarios.

Juanma, la duda ofende... mi camarita es discreta, pero todas las fotos que pongo en la crónica son mías :)

Pury, qué pena no vernos por ahí, pero obviamente, con 55.000 criaturas ahí metidas la cosa estaba chunga :D Sí comento algo de One, aunque no he querido extenderme mucho canción a canción porque si no, no acababa... y sí, comprendo que te mosquees conmigo ;) , que apenas hice una hora de cola (eso sí, muy apretada) y me colé en primera fila. Es que con U2 tengo la suerte de cara: lo mismo me pasó en el 93. Y sí, tienes razón, la organización fué una mierda.

Pury dijo...

Hola David, tienes toooda la razón, cuando terminé de escribir mi comentario me di cuenta de que, efectivamente, comentaste "ONE",es normal que no te extiendas mucho en cada canción, si no, escribirías un libro del concierto (oye, no es tan descabellado, piénsalo... ;)
No podría mosquearme contigo por pillar un sitio tan bueno en el concierto, ya que se colaron miles de personas, ¿porque no una que me cae bien?.
Como bien dices, ya sería casualidad que nos viéramos entre 55.000 personas!
Hablando de otra cosa, me tiene enganchadiiiita "Alex y Castor", que buenos!! Enhorabuena, son geniales.

Robertito dijo...

David, gracias por las fotos... Han salido mucho mejor de lo que nos decias. ¿Tienes más?
Quería sumar a tu crónica el hecho único, al menos que yo nunca he visto en ningún concierto, de ver a los 40.000 espectadores que estaban con asiento, de pie la totalidad del concierto. Decía un periódico nacional, que si el Calderón ha aguantado esto ya no se caera con nada. Todas las horas del concierto estuvo el estadio en pie. Impresionante. :)
Y, es verdad, aunque el sonido era "ruidoso" en zonas del estadio, se compensa con todo lo demás: ambientazo y la experiencia de verlos ahí currandose a la peña.
Me éncantó la versión acústica de "Yaweh", "One", la de su padre, y un chorro más.
A quién no lo haya visto aconsejo que se compre o se pirateé el concierto del año pasado: "U2 en Slane castle"... Una gozada.

coolmonkey dijo...

¡Muy buena crónica y muy buenas fotos!. Yo viví el concierto en Barcelona y por mucho que se cuente, no es nada comparado con lo que se puede vivir viendo a este grupo en directo.

Cuida la garganta, yo todavía estoy recuperándome de la afonía, pero sarna con gusto, ya se sabe, no pica.

SalU2 ;-)